top of page

Cómo darle el pecho a tu bebé


salud bebe, vista, ruido blanco, legañas, leche materna, colores, talla, pañales, leche materna, ejercicios, gel, ecografia, esponjas niños, baño, abuelos, bebe, piel sensible, comida, estimular, estimulación, llanto, niñas, , papá primerizo, embarazo, primeros días, piel recien nacidos, fotografo Zaragoza recien nacidos, fotografo newborn, ecobarriguitas, ecografia,
Cómo darle el pecho a tu bebé


La lactancia materna se da a demanda, es decir, no hay horarios fijos y debes ofrecer el pecho según te lo pida tu bebé, sin contar el número de tomas y todo el tiempo que quiera, sin fijarte en lo que tarde en cada toma. No es aconsejable despertar a tu bebé cuando duerme (aunque deberás vigilar bien los primeros días por si está demasiado adormilado y tienes que despertarlo para que no pase demasiadas horas sin ingerir alimento y no se deshidrate), ni retrasar la toma cuando tenga hambre porque aún no es la hora. Es necesario que seas flexible y adaptarte en la medida de lo posible a las necesidades de tu bebé. Normalmente, tu bebé querrá mamar cuando haga movimientos de chupeteo, bosteza, se lleva la mano a la boca o haga sonidos de llamada. No hace falta que esperes a que llore. Por otro lado, tu bebé necesitará agarrarse a tu pecho no solo para comer, también lo necesita para tranquilizarse, olerte y sentir que está cerca de ti; cada vez que succiona del pecho, las hormonas de la lactancia se ponen en funcionamiento, incluso aunque no esté sacando leche.

Una vez en casa, es conveniente que tu peque sea valorado entre las 24 y 48 horas tras el alta, para asegurar que su estado de salud es bueno, así como valorar el desarrollo de la lactancia. Una señal de que todo va bien y tu bebé está recibiendo toda la leche que necesita es ver que mama a menudo y hace al menos 3 cacas al día… Si al darle el pecho tuvieras dolor, tuvieras la sensación de no tener leche o que tu bebé llora mucho o demasiado poco, puedes recurrir una asesora o experta en lactancia, podrá resolver tus dudas y las posibles dificultades (mal agarre, postura, posible frenillo), sin que tengas que recurrir a biberones, chupetes o suplementos. También es muy útil contactar con el grupo de apoyo más cercano o el taller de lactancia de tu centro de salud, en los que podrás contar con la ayuda de otras madres con experiencia en lactancia que hará más fácil el inicio de tu lactancia.


Una vez en casa, es conveniente que tu peque sea valorado entre las 24 y 48 horas tras el alta, para asegurar que su estado de salud es bueno, así como valorar el desarrollo de la lactancia. Una señal de que todo va bien y tu bebé está recibiendo toda la leche que necesita es ver que mama a menudo y hace al menos 3 cacas al día… Si al darle el pecho tuvieras dolor, tuvieras la sensación de no tener leche o que tu bebé llora mucho o demasiado poco, puedes recurrir una asesora o experta en lactancia, podrá resolver tus dudas y las posibles dificultades (mal agarre, postura, posible frenillo), sin que tengas que recurrir a biberones, chupetes o suplementos. También es muy útil contactar con el grupo de apoyo más cercano o el taller de lactancia de tu centro de salud, en los que podrás contar con la ayuda de otras madres con experiencia en lactancia que hará más fácil el inicio de tu lactancia.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page