Cómo tratar los cólicos del bebé

Actualizado: may 24


salud bebe, cólicos, cuidados higiene, cuidados bebe, recién nacido, fotografo Zaragoza recien nacidos, fotografo newborn, ecobarriguitas, ecografia,
cómo tratar los cólicos del bebé

Los cólicos del lactante son bastante frecuentes en la infancia. Se estima que un 20% de los bebés sufren cólicos en los tres primeros meses de vida 5. Los padres de los bebés con cólicos se desesperan y angustian pues el bebé llora de manera desconsolada todos los días y no hay forma de calmarle. Los cólicos del bebé afectan a toda la familiay no es para menos, ver que tu bebé sufre y no saber qué hacer para calmarle mina la confianza de cualquiera, cuánto más de unos padres recién estrenados. Pero, ¿qué es el cólico del lactante? ¿Por qué se producen los cólicos? ¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene cólicos? ¿Qué puedo hacer para calmar los cólicos de mi bebé? ¿Se pueden prevenir los cólicos del lactante? En este artículo intentamos responder a estas preguntas. Esperamos que os resulte útil.

¿Qué son los cólicos del lactante? Los cólicos son un tipo de dolor de vientre que tiende a producirse en espasmos y que hace que el bebé llore de manera desconsolada. Aparecen a las 6 semanas de edad y se resuelven a los 3-6 meses. Los cólicos son bastante frecuentes. Afectan tanto a niños como a niñas, a bebés alimentados con leche materna o con biberón, a bebés nacidos prematuramente o a bebés nacidos a término y no hay ninguna relación con la época ni con las estaciones del año 2. Tienes que entender que es un proceso benigno y pasajero, el bebé tiene dolor y está molesto, pero es algo normal que desaparecerá con el tiempo. Tu bebé crecerá sano y no tendrá secuelas 3.

¿Por qué se producen los cólicos en los bebés? La causa de los cólicos no está del todo establecida. Existen varias teorías y seguramente sea la combinación de varios factores lo que genera los cólicos en el bebé. Estos factores pueden ser:

  1. Una alteración de la flora microbiana presente en nuestro tracto digestivo. Conforme el bebé crece va adquiriendo las bacterias beneficiosas que viven en el intestino y que son necesarias para hacer bien la digestión. Hay niños que tardan un poco más y puede ser la causa del cólico. Pero también hay situaciones como la toma de antibióticos cuando son recién nacidos, las diarreas o los tratamientos antibióticos de la madre que da el pecho que pueden alterar y matar a sus microorganismos beneficiosos. En esos casos siempre debes darle un probiótico apto para bebés.

  2. Alergia o intolerancia a la leche de vaca. Puede tratarse de intolerancia a la lactosa intolerancia a la proteína de leche de vaca. La alergia a la leche de vaca la presentan niños con piel atópica o con antecedentes familiares de sensibilidad a la leche de vaca. Es importante realizar las pruebas de alergia para saber si es intolerante a la lactosa o a la proteína ya que, los intolerantes a la lactosa si toman leche solo tendrán cólicos, en cambio en los alérgicos a la proteína de la leche de vaca pueden dañarse las paredes de su intestino.

  3. Inmadurez gastrointestinal. El tracto digestivo del bebé no está lo suficientemente maduro y le cuesta digerir el alimento, apareciendo problemas como las regurgitaciones, los gases y los cólicos.

  4. Mala técnica de alimentación. Los bebés que se quedan con hambre y los que comen demasiado pueden presentar cólicos. Es necesario ayudarles a expulsar los gases después de cada toma.

  5. Madre fumadora o en tratamiento para dejar de fumar. Está demostrado que fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de cólico.

  6. Si la madre tiene migrañas hay casi el doble de probabilidades de que el bebé tenga cólicos.

  7. Estrés, ansiedad de los padres (por eso se diagnostican más casos en primerizos) y falta de ayuda familiar 2,4,5

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene cólicos? El cólico se caracteriza por un llanto prolongado durante más de tres horas al día y más de tres veces en semana, durante al menos 3 semanas. Obviamente, nadie va a dejar llorar tanto tiempo a su bebé sin poner remedio para ver si son o no cólicos, por lo que lo mejor es observar las características del llanto. Si tu bebé se pone a llorar de repente, a partir de las 6 de la tarde y no se calma, y lo hace con un llanto diferente al de cuando tiene hambre, se pone rojo y tiende a flexionar las rodillas contra el pecho, es bastante probable que tenga cólicos 1, 4. Es muy importante que compruebes siempre que el bebé no llora porque tiene el pañal mojado o porque está incómodo o malito. De todas maneras, es necesario que el pediatra vea al bebé y diagnostique que se trate de cólicos y descarte posibles infecciones de orina, estreñimiento, fracturas u otras enfermedades.

¿Qué puedo hacer para calmar los cólicos de mi bebé? Como hemos dicho antes, esta situación se resolverá conforme el bebé crezca. Es una época muy dura para los padres y que afecta a la calidad de vida de toda la familia, pero no todos los remedios caseros, naturales o de nuestras madres son eficaces ni seguros. A continuación, hacemos un repaso sobre los posibles tratamientos que existen para hacer que las crisis sean menos frecuentes e intensas:

  1. Simeticona. Es un medicamento que solemos utilizar los adultos cuando tenemos gases. Existe una presentación pediátrica en gotas pero no es efectiva para el cólico del lactante 2.

  2. Fórmulas magistrales de omeprazol. Necesitan prescripción médica y, aunque tienen muy buenos resultados en los casos de niños con reflujo o regurgitación, no son efectivas para los cólicos.

  3. Leche anti cólicos. Si tu bebé toma leche de fórmula, lo más cómodo será cambiarle a una leche anti cólicoso, si no fuera suficiente a una leche hidrolizada. Para que tu bebé no note tanto el cambio puedes mezclar tu leche de fórmula anterior, a la que el bebé está acostumbrado, con pequeñas cantidades de la nueva fórmula. Irás incrementando poco a poco la cantidad de nueva fórmula y disminuyendo la anterior. Recuerda que una vez abierto el bote de leche, al mes hay que tirarlo. Las leches anti cólicos y las hidrolizadas son más caras que una leche normal, pero en ocasiones pueden ser financiadas por los Sistemas Sanitarios. Cuando el bebé cumpla 6 meses, progresivamente iremos reintroduciendo la fórmula normal y quitaremos la anti cólicos.

  4. Probióticos. En niños alimentados con leche materna tiene muy buen resultado administrar 5 gotas al día de Lactobacillus reuteri DSM 17938. Este producto ayuda a fortalecer la flora intestinal del niño y reduce el llanto. También ha demostrado ser efectivo para prevenir los cólicos 4.

  5. Plantas medicinales. La hierbaluisa o la manzanilla han demostrado que son efectivas para reducir el llanto en bebés con cólicos. La melisa ayuda además a relajarles antes de ir a dormir. No utilices infusiones de adultos, busca las pediátricas ya que controlan la calidad, la pureza y la concentración para reducir los posibles efectos adversos. Recuerda que, aunque sean naturales, las plantas tienen una acción sobre nuestro cuerpo y hay que usarlas con precaución.

  6. Acupuntura. La utilización de acupuntura para el cólico del lactante es bastante común en Asia, pero no tiene evidencia clínica demostrada 2.

  7. Fisioterapia. El masaje infantil es útil pues estimula los sentidos del bebé y ayuda a relajarlos 1. Acude a una clínica especializada y mediante masaje podrán mejorar la función gastrointestinal del bebé reduciendo el hinchazón y regulando las cacas, los vómitos y regurgitaciones, los eructos y los gases. La fisioterapia mejora además, el llanto y la calidad del sueño de los niños con cólico del lactante.

Consejos para prevenir los cólicos

  1. Si le das el pecho a tu bebé intenta estar tranquila, sobre todo a última hora de la tarde. Si estás nerviosa el niño no mamará bien y habrá más probabilidad de cólicos.

  2. Tener al bebé en brazos durante más tiempo después de mamar o de tomar el biberón puede ser un alivio.

  3. Si das el pecho debes reducir los alimentos que pueden causar alergias alimentarias como la leche de vaca, los frutos secos, la soja o la leche de soja, el trigo y los huevos. Además, deberías evitar los alimentos que aumentan los gases en el colon como la coliflor, el repollo, el broccoli o las coles de Bruselas, las cebollas y el chocolate 4. Podrás volver a comerlos sin problema cuando el bebé cumpla los 6 meses.

  4. Si tu bebé se alimenta con leche de fórmula cambia a una leche anti cólicos. Si le das el pecho no dejes de dárselo. La lactancia materna es un regalo por lo que no dejes de amamantar a tu bebé aunque tenga cólicos, simplemente dale un probiótico.

  5. No utilices leche de soja, no es efectiva frente a los cólicos y no se debe de dar a menores de 6 meses ya que puede producirle alergia.

  6. Utiliza siempre un biberón anti cólicos. Recuerda que hay biberones anticólicos especiales si estáis en lactancia mixta.

  7. Practica técnicas de relajación para calmar el llanto: Arropa al bebé. Colócalo de lado. Hazle shhh. Ponle en contacto con tu piel. Cántale y utiliza juguetes sonoros. Deja que el bebé tenga el pezón de la mamá en la boca, aunque no coma, le calmará. También es útil la música de fondo, simular que vais de paseo en el carro, mecerlo suavemente…

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo