Decálogo para tener el mejor postparto

  1. Entrena durante todo tu embarazo -con profesionales, formados e informados-. Esto es clave, no tiene nada que ver un posparto preparado y trabajado durante el preparto con uno sin entrenar. La diferencia entre la recuperación de un posparto entrenado durante el embarazo y otro que no ha trabajado apenas, es de más de 6 meses

  2. Muévete, no te quedes sentada o tumbada todo el día. Empieza por pequeños paseos en la habitación, y una vez te den el alta procura empezar con paseos por la calle. Tanto al bebé como a ti os vendrá bien tomar el aire. Al principio apenas podrás caminar unos minutos a paso lento, pero cada día que pase el paseo será mas largo.

  3. Respeta tu cuarentena. 6 semanas si el parto ha sido vaginal y 8 semanas si ha sido cesárea. Descansa siempre que tu bebé duerma. Puedes realizar ejercicios posturales y respiratorios que sean “recetados” y supervisados por un licenciado en educación física, especializado en pre y posparto.

  4. Hazte una valoración de suelo pélvico, una vez transcurrido ese tiempo, con un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico. No son válidas las revisiones de tu ginecóloga, ni matrona. No miran tu musculatura profunda ni su funcionalidad.

  5. Elimina de tu vida, para siempre, los abdominales tradicionales. Sí, esos que sigues viendo realizar en el gym, Instagram y YouTube, los crunch de siempre. Un gran libro que recomiendo leer a mis clientas, es el de la prestigiosa doctora Bernadette de Gasquet, se titula “Detened la masacre”. Mensaje que te hace recapacitar y pensar sobre los clásicos abdominales, ¿no?

  6. Empieza tu vuelta al deporte con el wood roller –lo que Laura llama “el tronquito”- y la técnica hipopresiva. Y te recuerdo, querida Malamadre, que no vale con ver vídeos por YouTube. Son técnicas complicadas que deben ser supervisadas y corregidas por profesionales para obtener los resultados deseados.

  7. Conoce qué deportes y disciplinas puedes hacer en el momento que decidas comenzar con tu rutina y recuperación. Y recuerda que el posparto dura un año -es una media, que en función de tus condiciones y preparación previa puede ser menor-. Hasta entonces deberás tener un especial cuidado con lo que haces y cómo lo haces para evitar problemas que pueden estar presentes toda tu vida. Olvídate del running, yoga y pilates, tan de moda, hasta que estés totalmente recuperada.

  8. No te pongas excusas. Gestiona tu tiempo y prioriza tu salud y bienestar. No tener ayuda o no tener con quién dejar a tu bebé no es justificación para no hacer ejercicio. Se rumorea que hay una gran empresa, con la que puedes hacer ejercicio, en cualquier parte de tu ciudad –y desde cualquier parte del Mundo-, sea cual sea tu situación y etapa de la vida, acompañada por tu bebé e hijos.

  9. Cuida tu alimentación, hidrátate y respeta tus 8 horas de sueño, aunque sean intermitentes. Debes tener una dieta equilibrada, pon atención a todos los buenos consejos de Boticaria, no puede decir las cosas más claritas y sencillas.

  10. Escucha a tu cuerpo. Adapta el entrenamiento, el descanso y la alimentación a como te sientas cada día, y no intentes hacer más de lo que puedes.

Muévete, pero muévete bien. Si te emociona pensarlo, imagínate hacerlo.









0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo