El famoso ruido blanco para los recién nacidos


salud bebe, ruido blanco, aplicaciones ruido blanco, estimular, estimulación, llanto, niñas, , papá primerizo, embarazo, primeros días, piel recien nacidos, fotografo Zaragoza recien nacidos, fotografo newborn, ecobarriguitas, ecografia,
El famoso ruido blanco para los recién nacidos

Llamado así en analogía a la luz blanca, el ruido blanco es un sonido monótono que no sigue un patrón ni es regular. En él están presentes todas las frecuencias audibles en igual proporción, es decir, con el mismo volumen sin que ninguna destaque sobre otra.

Tal vez creas que nunca has oído un ruido blanco, pero es un sonido muy habitual: tu secador de pelo, el extractor de la cocina, la lavadora e incluso, la tele cuando se queda en un canal sin sintonizar emiten ruido blanco. También oyes ruido blanco cuando llueve, los días que hace mucho viento o si estás cerca de un río.

¿POR QUÉ LOS BEBÉS SE DUERMEN CON EL RUIDO BLANCO?

He aquí la gran pregunta, ¿por qué el ruido blanco calma a los bebés? Pues, la explicación ha cambiado a lo largo de los años.

En un principio, y gracias a un estudio llevado a cabo en los años 90, se sostuvo la teoría de que el ruido blanco hacía dormir a los bebés por su similitud con el sonido que habían oído dentro del útero materno.

Tras varios estudios posteriores, se ha llegado a la conclusión de que lo que sucede es que este ruido produce un aislamiento sonoro (anula la percepción del resto de sonidos del entorno), por lo que, en ausencia de otros estímulos, el bebé se relaja.

¿ES REALMENTE SEGURO?

El ruido blanco no es peligroso por sí mismo. De hecho, una de sus primeras aplicaciones fue en las UCI’s neonatales donde se empleaba para enmascarar los ruidos provenientes de las máquinas y el murmullo de las voces del personal médico, ayudando a los recién nacidos a estar más relajados.

También hay estudios que hablan de su eficacia al utilizarlo con bebés acabados de nacer en intervenciones médicas dolorosas.

Sin embargo, si no se usa de la manera adecuada o se abusa de él, puede tener ciertas consecuencias negativas:

Una de las primeras advertencias se refiere a que, si se emplea de manera rutinaria, el bebé puede crear dependencia a este sonido y que ya no consiga dormirse de otra manera.

Otra de las razones para no abusar del ruido blanco radica en que, mientras el bebé está expuesto a este sonido que anula la percepción de todos los demás, deja de oír y, a la vez, aprender (teniendo en cuenta su etapa de desarrollo) otros sonidos, lo que puede repercutir negativamente en el desarrollo del habla y el lenguaje.

Y, por otra parte, hay que tener en cuenta que un exceso de volumen también podría desencadenar, en un futuro, problemas de audición en el niño.

La recomendación, por tanto, es recurrir al ruido blanco como recurso excepcional, tomando la precaución de colocar la fuente de sonido a no menos de 2 metros de distancia del bebé y comprobando que el volumen sea inferior a 50 decibelios.

¿DÓNDE PUEDO ENCONTRAR RUIDO BLANCO?

Estamos rodeados de ruido blanco. En casa, algunas fuentes de ruido blanco son el secador de pelo, la campana extractora de la cocina o la lavadora, por ejemplo. Y en la naturaleza, lo encuentras en el sonido del correr del agua (lluvia, río o mar) o el del viento.

Pero la tecnología también nos ofrece otras opciones:

Aplicaciones para móviles: entre nuestras favoritas están Ruido blanco para dormir bebés y Duerme bebé: ruido blanco

Spotify: si pones “Ruido blanco para bebés” en el buscador de la App encontrarás unos cuantos álbumes y listas de reproducción.

Youtube: En esta plataforma también puedes encontrar muchas opciones. A nosotros nos gusta este video que combina ruido blanco con canciones de cuna:

Sonido Blanco para Bebés - Ruido Blanco para dormir Bebés- Ruido Blanco Bebés - Calmar y Dormir Máquinas de ruido blanco: Si buscas modelos específicos para bebés, puedes encontrar máquinas con forma de muñecos o peluches. Algunas, además, llevan un sensor integrado que, al detectar el llanto del bebé, activa automáticamente el sonido para calmarlo. NO TODO SE SOLUCIONA CON EL RUIDO BLANCO Aunque el ruido blanco puede ser efectivo para tranquilizar a tu bebé cuando no para de llorar, está nervioso o padece cólicos, ten en cuenta que no es la solución para todo y que no es conveniente que sea siempre el primer recurso al cual echar mano. Es un recurso útil, sí, pero ha de ser el último. Con esto quiero decir que, antes de ponerle el ruido blanco intentes averiguar qué es lo que le pasa a tu bebé. Puede ser que tenga hambre o que esté pidiendo mimos de mamá o papá y no sea necesario exponerlo a este sonido.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo