Los pañales ecológicos Bambo Nature

Actualizado: may 25


salud bebe, pañales ecológicos, cuidados higiene, cuidados bebe, recién nacido, fotografo Zaragoza recien nacidos, fotografo newborn, ecobarriguitas, ecografia,
los pañales ecológicos bambo nature

En apariencia es un pañal similar en textura, peso, comodidad, suavidad… a todos los que hay en el mercado. Solo cuando se acumula el pipí del bebé, pierden un poco de elasticidad, ya que se endurece un poco la zona. Por lo demás sin problemas. Los fabrica la casa danesa Abena, la celulosa utilizada en el pañal proviene de bosques escandinavos de manejo forestal responsable. No se utilizan cloro ni blanqueadores ópticos.

El superabsorbente necesario para una absorción óptima del pañal ha sido sustituido en parte por un absorbente biodegradable de almidón de trigo. Para la salud del bebé, el pañal no contiene ningún tipo de lociones, perfumes o desodorantes, ni ninguna otra sustancia peligrosa como ftalatos, disolventes orgánicos o compuestos organoestánnicos (MBT, DBT, TBT) que contribuyen a la acumulación de tóxicos en el Medio Ambiente.

En su fabricación se limitan al mínimo las emisiones al aire (NOx, SO2) y al agua (DCO), se limitan los residuos a menos del 5 % del peso de la mercancía, se utiliza un mínimo de 20 % de energías renovables (hidráulica y eólica) así como un mínimo de 5 % de polímeros renovables (vegetales) y se cumple con las normas internacionales de calidad ISO 9001 y de Medio Ambiente ISO14001. ¿Porque toda esta preocupación por los pañales? Pues es importante tanto para la salud de nuestro bebe como para nuestro planeta.

900.000 toneladas anuales, o lo que es lo mismo, llenar el estadio Santiago Bernabéu dos veces con pañales sucios, son los que generan los bebés españoles. Un niño en sus tres primeros años de vida, genera unos desperdicios 500 veces superiores a su peso al nacer. Pero el 85 % de los padres desconoce el efecto nocivo de los pañales de sus hijos en el entorno debido a su composición. El pañal convencional contiene productos derivados del petróleo, como polipropileno, polietileno, elásticos, adhesivos y plásticos, altamente contaminantes.

Un bebé español gasta una media de 6 pañales diarios, lo que supone que utiliza 5.400 pañales a lo largo de sus 30 primeros meses de vida (tiempo estimado que un bebe usa los pañales). A nivel de contaminación, esto se traduce en más de una tonelada de residuos durante estos dos años y medio.

Los materiales de los pañales convencionales tardan de 300 a 400 años en descomponerse frente a los materiales biodegradables que lo hacen en un período de entre 3 y 6 años.

A pesar de las buenas características medioambientales de los pañales ecológicos desechables, estos no son tampoco 100 % biodegradables:

Toda la parte orgánica (celulosa, absorbente de trigo, polímeros vegetales…) es biodegradable y puede ser compostada, nosotros vamos a hacerlo, ya os contaremos si los resultados no son los debidos. Deberemos separar primero las partes que tiene no son biodegradables o difícilmente biodegradables (PP y PE), que las tiene.

Por razones de higiene y riesgos sanitarios, las autoridades no admiten que los pañales sean compostados en instalaciones públicas (recogida selectiva). La vía normal y aconsejada de gestión de residuos de estos pañales son junto con los residuos urbanos, que en la gran mayoría de los casos en España acaban en vertederos controlados.

Allí todas las partes vegetales del pañal se podrían convertir en biogás que se extrae del vertedero y sirve a la producción de electricidad. Al tener un pañal ecológico un contenido vegetal mucho más alto que un pañal convencional produciría mas biogas y dejaría menos residuos finales. La ausencia de sustancias tóxicas además limita el riesgo para el Medio Ambiente al mínimo, sin hablar de las ventajas para la salud del bebé.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo