Ropa de bebé, todo lo que necesitas



Es normal y muy habitual, que la mayoría de madres y padres, quieran tenerlo todo listo a la llegada del bebé. Por eso, unos meses antes del nacimiento, muchos padres comienzan a hacer compras con la intención de preparar todo lo necesario para cuando su bebé llegue. Un truco para no dejarnos nada sin preparar y olvidarnos de comprar cosas importantes para el bebé, es hacer listas. Por ello en este artículo, vamos a hablar del “kit” de ropa de bebé recién nacido, una lista con toda la ropa imprescindible, que no puede faltar en el armario para cuando llegue tu bebé.


Kit de ropa de bebé recién nacido

Como ya sabes, los recién nacidos necesitan una serie de artículos imprescindibles con los que cubrir sus necesidades. Entre ellos la ropa, que habitualmente se le conoce como “ropa de primera puesta”que son aquellas prendas que tu bebé llevará los primeros días después de su nacimiento. Piezas básicas, la mayoría de ellas, con las que vestiremos al bebé y con las que ante todo debe estar cómodo. El kit de ropa para recién nacido se compone de la siguiente ropa:


Lista de ropa para recién nacido

  • Bodys. El body es la prenda que más usaréis para vestir a tu bebé en sus primeros meses. Por lo que es recomendable que tengáis bastantes y no escatimar en ellas. Si bien es cierto, que no conviene comprarlas todas de golpe y de la misma talla. Los bebés crecen muy rápido y la ropa se les queda pequeña en seguida, por lo que se trata de comprarlo poco a poco, “sin prisa pero sin pausa”. A la hora de elegir y comprar los bodys de bebé, conviene fijarse en su composición y asegurarse de que sus materiales sean lo más naturales posibles para evitar posibles irritaciones de piel o alergias. Por ejemplo, el algodón orgánico.

  • Pijamas: Lo que más destaca de esta prenda es su comodidad y practicidad a la hora de ponerlos y quitarlos. Si tu bebé nace en verano, debe ser una prenda fresca que le permita transpirar pero que a su vez, lo mantenga calentito. Del mismo modo, es aconsejable tener “un buen arsenal” de pijamas en el cajón. Ten en cuenta, que es muy probable, que tengas que cambiárselo varias veces al día, ya que los pijamas no sólo se utilizan para ir a la cama. Te recomendamos que uses pijamas que queden pegados al cuerpo de tu bebé y fáciles de abrochar.

  • Conjuntos de paseo para bebé y Peleles. De igual forma que tendrás ropita para que tu bebé esté cómodo en casa, en sus cajones tendrás otro tipo de ropa de bebédestinada a usar cuando deis paseos por la calle, siempre que el tiempo lo permita y asegurándote de que el bebé no coja frío, si es invierno, o no se exponga mucho tiempo al sol, si es verano. En este caso, el tipo de vestimenta irá acorde al estilo de cada madre y padre, siempre prevaleciendo la comodidad del bebé. Para estos casos, los conjuntos de dos piezas son una opción muy recomendable, ya que podrás hacer varias combinaciones con las partes de arriba y las de abajo. Además, también son muy prácticos cuando el bebé se mancha una de las dos partes, por lo que sólo necesitarás cambiar la parte que se ha ensuciado.

  • Calcetines y patucos de bebé. Como ya sabrás, los bebés recién nacidos no llevan zapatos. Pero esto no quita que tu pequeño tenga que protegerse los pies del frío. Por lo que se recomiendan calcetines y patucos de bebé que mantengan la temperatura perfecta de sus pies. La elección de los calcetines es una tarea importante, no debemos dejarnos llevar por el ahorro y elegir tallas superiores, con la intención de que le duren un poco más de tiempo, alargando su vida útil. Si el calzado es demasiado pequeño, el bebé sentirá la necesidad de tener flexionados sus dedos, y esto hará que sus pies no se desarrollen adecuadamente. Por el contrario, si la talla es más grande de lo necesario, podrá sufrir rozaduras o que se le salgan, los pierda y se le enfríen los pies, sin darnos cuenta.

  • Capota o gorro de bebé. ¿Sabías que los bebés suelen perder más calor por la cabeza? Es por ello, que conviene tener un gorro o una capota, sobretodo cuando sales a la calle de paseo para que el bebé mantenga una temperatura corporal perfecta.

  • Mantas y toquillas para bebé. Las mantas o toquillas de bebé son una prenda de bebé imprescindible por su utilidad, tanto dentro como fuera de casa. A la hora de arropar a tu bebé, debes hacerlo lo justo y necesario y no obsesionarte con el frío. Si quieres saber si tu bebé tiene frío, solo necesitas tocarle la punta de la nariz, si está fría necesita que lo abrigues un poco más. Para saber si tiene calor, necesitas tocarle la nuca. Si está sudando debes aligerarlo de ropa. Además, es un clásico la salida del hospital con tu bebé en brazos rodeado por una toquilla.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo