Como elegir y tipos de baberos para nuestros peques

Actualizado: may 23


baberos, elegir tipos de baberos, cuidados higiene, cuidados bebe, recién nacido, fotografo Zaragoza recien nacidos, fotografo newborn, ecobarriguitas, ecografia,
como elegir y tipos de baberos para nuestros peques

Desde recién nacidos hasta en sus años de escuela infantil los baberos serán un elemento que nos va a acompañar durante mucho tiempo en el vestuario de nuestro bebé.

De diferentes formas, materiales y para todos los usos, los baberos son una prenda indispensable en la primera infancia de nuestros niños y niñas, pero ¿Sabéis cuál vais a necesitar para cada ocasión? ¿Cuál tenemos que poner en canastilla? ¿Qué babero es más indicado para las primeras papillas de cereales? Vamos a intentar explicaros los diferentes tipos, usos y materiales, aunque el babero es algo ha ido evolucionando mucho y también se guían por tendencias o modas. Tipos de baberos La primera clasificación que podemos hacer de babero es por la utilidad que vamos a darle. Secababitas Ya que la principal función del babero es esa, secar las babitas, vamos a empezar por aquí. El babero en los recién nacidos tiene que ser fino, que no apriete ni moleste. La piel de los recién nacidos puede ser especialmente sensible a los roces, así que buscaremos materiales orgánicos y naturales, sin plásticos por la parte de atrás. Con una telita de algodón debería ser suficiente para poder limpiar las babas y proteger no se quede húmeda la ropa que está en contacto con la piel. Puede que no lo tengas que cambiar en todo el día o que lo hagas varias veces, cada bebé es diferente y las dos cosas serían totalmente normales. Normalmente se anudan con dos cordones finitos o con velcro. Los secababitas también nos servirán más adelante, en épocas de dentición.


Impermeables Los baberos con impermeable en la parte posterior (que puedes ser visible) o interior (entre una tela y una capa de rizo) nos servirán cuando alimentemos al bebé, ya sea con líquidos o sólidos. Al igual ocurre para mantener cuidada su ropa, ya no solo de la humedad sino también de las manchas, especialmente en esas primeras papillas donde es más fácil que se ensucien. También son el tipo de babero que piden en escuelas infantiles para las comidas. Estos baberos son más grandes que los secababitas, normalmente en forma rectangular, y lo más común es que tengan una goma para poder poner y quitar fácilmente, ya que, en la escuela infantil, el hecho de poder ponérselos y quitárselos por ellos mismos, les facilitará la autonomía. Existen también baberos impermeables de silicona o goma.


Bandanas Los baberos tipo bandana se han puesto muy de moda en los últimos años. Los hay de varios tamaños y pueden usarse desde recién nacido hasta más adelante. Por ejemplo, cuándo están con la dentición o como complemento en el día a día. Con telas, a veces con rizo por la parte trasera, pero sin forros gruesos ni plástico para que queden más naturales puestos, son normalmente de estampados a combinar con todo tipo de estilo y con uno o dos botones en la parte de atrás, pegado a la nuca. Quedan más ajustados y su forma más característica es triangular, tipo cowboy.


Con manga Los baberos con mangas, normalmente de plástico y rizo, con gomas en los brazos, son muy adecuados para peques a la hora de comer cuando están en su época de mayor investigación de texturas y riesgo de ensuciarse. Se suelen abrochar a la espalda con botones y requieren de ayuda para ponérselos y quitárselos. Cuando los bebés quieren agarrar la cuchara o empiezan a comer solos, estos baberos con manga pueden ser muy útiles, evitando que se manchen y ahorrándote tener que cambiarlos tras cada comida.


Material del babero Lo más común es que los baberos sean de tela. Con varios estampados o incluso personalizables, pero también existen baberos de silicona, muy fáciles de poner y de limpiar. Los baberos de silicona suelen contar con un bolsillo rígido en su parte final, para recoger la comida que va cayendo. También existen baberos desechables de papel, que pueden ser muy útiles en un momento puntual o cuándo estamos fuera de casa pero que no son muy resistentes a los líquidos y los peques se los pueden quitar fácilmente o romperlos tirando de ellos.


¿Cómo quitar las manchas del babero? Las manchas de los secababitas o bandanas, si no son de comida podemos lavarlas en la lavadora con la ropa del bebé de forma normal, pero con las manchas de comida de los baberos impermeables o con mangas podemos tener más dificultades. ¡En ese sentido los baberos de silicona son fenomenales! Se pueden lavar en el fregadero con líquido de lavar platos y dejar secar que escurran bien, pero los de tela será algo más complicado. En baberos de tela, mirar siempre las indicaciones de la etiqueta o el fabricante, pero lo más normal es que los podamos lavar en la lavadora con programas delicados. Cuidado con los suavizantes que pueden dejar restos sobre el tejido y llegar a irritar la piel del bebé. Dependiendo de la mancha y la intensidad de la misma, lo ideal es dejar en remojo el babero después de la comida o aplicar algún quitamanchas. Cuidado con las secadoras que pueden estropear gomas o plásticos. Secar siempre que se pueda al sol para ayudar también a retirar manchas. ¿Cómo hacer que mi bebé no se quite el babero? Si el bebé insiste en quitarse el babero, el tipo más adecuado contra los tirones es el que se abrocha con botones estilo snapen la parte de atrás o el tipo bandana que van más ajustaditos. Pero si aun así el bebé insiste en quitarse el babero ¡Prueba otro tipo de cierre, material, forma y tamaño de las muchísimas opciones que hay en el mercado para intentar que se sienta más a gusto!

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo